Antiarrugas atómico 
  corner   



¿Cuándo podré pintarme los ojos sin pintarme la nariz?


HOME

escríbeme aquí

Mi bloguiperfil

Travesía Superconjuntada: he cruzado el Algarve a pie y ahora voy por la costa hacia Lisboa:

1ª etapa (Abril 2010)Vila Real - Cacela - Tavira

2ª etapa (Abril 2010)Tavira - Moncarapacho - Olhao - Praia de Faro

3ª etapa (Mayo 2010)Praia de Faro - Quarteira - Albufeira - Lagoa
(3 posts)


4ª etapa (Junio 2010)Portimão – Praia da Rocha – Torralta - Alvor - Lagos
(3 posts)


5ª etapa (Ago 2010)Lagos - Luz - Salema - Cabo de São Vicente
(2 posts)


6ª etapa (Abril 2011)Budens - Carrapateira - Aljezur – Odeceixe
(3 posts)


7ª etapa (Mayo 2011)Odeceixe - Zambujeira - Almograve - V.N.Milfontes
(3 posts)


8ª etapa (Junio 2011)V.N.Milfontes - Porto Côvo
(1 post)


9ª etapa (Julio 2011)Porto Côvo – Sines – Santo André – P.Galé
(2 posts)


Categorías:

Albania

Arte

Aveiro

Bragas

Cervecitas

Cosas que ves

El Alentejo

El Algarve

Historias de Aeropuertos

Italia

La Casa del Porvenir

La Sevibici

Ligues

Lisboa

Los Remedios

Mis Escritos

Mis Viajes Solitarios

Moda

Pechugaaas

Pequeñas Reflexiones

Teatro

Tecnología

Tirana

Otrosblogs:


400 maniquíes ya!La Voz del Maniquí

Setentero-musical Cuenta Discos

Edu Un Cronopio Amnésico

M. Noches de Lluvia

Buenísimo Recuerdos a olvidar

Xtraterrestre con X La nada del todo

Fotos en Sevilla Anibal

Otros colores Violeta

Alamedero Nono

No se corta San Canalla

Bailando, sintiendo Retales de Lunares

¿Sólo 40? Cantando mis Cuarenta

En el aire DragonFlyrs

Interesante Salvador Navarro

De cómo pensamos Yo, trébol

Espía Jaio

Lobo gruñón
Grumpy Wolf

Follancias ¿Qué pasa follador?

Relatos reales Memoria

Volvió Lentejo

Mashuca
Cuasiblogh

Volvió al ruedo! PandragoQ


Em português

Nuestro blog
Centro Cultural Lusófono

Lisboa antiga Bic Laranja

Património em perigoLisboa S.O.S.

Pequeñas y grandes ruinas con su cieloRuin'arte

Fonte de inspiração!Portugal a pé

Coisinhas interessantesNosso mundo na net

Há muitissimos
Castelos de Portugal


In italiano

Mi amiga Daniela

Robba


Auf Deutsch

Odile


Anuncios antiguos

Filminas


Esperando a que resuciten

Minshu

Superpava

Milio


Páginas web

Traversa (Mi hermano cruzó África a pie y escribió un libro)

Centro Cultural Lusófono (Nuestra asociación de aficionados al mundo portugués)

La Fosa Bestiaria (Las Hermanas Lumière)

ABC del Kitsch (Jaio)

Mis posts pasados:

Febrero 2003
Marzo 2003
Abril 2003
Mayo 2003
Junio 2003
Julio 2003
Agosto 2003
Sept 2003
Oct 2003
Nov 2003
Dic 2003
Enero 2004
Febrero 2004
Marzo 2004
Abril 2004
Mayo 2004
Junio 2004
Julio 2004
Agosto 2004
Sept 2004
Oct 2004
Nov 2004
Dic 2004
Enero 2005
Febrero 2005
Marzo 2005
Abril 2005
Mayo 2005
Junio 2005
Julio 2005
Agosto 2005
Sept 2005
Oct 2005
Nov 2005
Dic 2005
Enero 2006
Febrero 2006
Marzo 2006
Abril 2006
Mayo 2006
Junio 2006
Julio 2006
Agosto 2006
Sept 2006
Oct 2006
Nov 2006
Dic 2006
Febrero 2007
Marzo 2007
Abril 2007
Sept 2007
Oct 2007
Nov 2007
Dic 2007
Mayo 2008
Junio 2008
Julio 2008
Agosto 2008
Sep 2008
Oct 2008
Nov 2008
Dic 2008
Enero 2009
Febrero 2009
Marzo 2009
Abril 2009
Mayo 2009
Junio 2009
Julio 2009
Agosto 2009
Sep 2009
Oct 2009
Nov 2009
Enero 2010
Febrero 2010
Marzo 2010
Abril 2010
Mayo 2010
Junio 2010
Julio 2010
Agosto 2010
Sep 2010
Oct 2010
Nov 2010
Enero 2011
Febrero 2011
Marzo 2011
Abril 2011
Mayo 2011
Junio 2011
 

martes, 8 de junio de 2010

 
TRAVESÍA SUPERCONJUNTADA DEL ALGARVE, TERCERA PARTE (II).
.
El día siguiente me sigue doliendo la pierna, es un tirón muscular, definitivamente. Pero este tipo de viaje conlleva algo de resistencia física, de enfrentarte a obstáculos, sobreponerte al dolor, y pienso que si fuera todo facilísimo no tendría gracia ninguna. Estoy cruzando un país a pie, ¡no estoy de vacaciones en la playa! Así que hala, ¡vámonos! !Ya se me quitará!
.
Lo primero que hago es perderme saliendo de Quarteira, en el mapa no se aprecia ninguna dificultad ya que sólo tengo que ir en línea recta, pero parece que hay algo en las calles rectas que me confunde, cuando debería estar en una me encuentro en otra (en este caso es una de chabolas de pescadores, todo en medio de la nada), bajas la guardia quizás y tus pies no siguen tu cabeza o yo qué sé qué hacen. Un poco más adelante está el facilísimo-de-encontrar Marina de Vilamoura y adivinad qué, ¡no la encuentro! Al final tengo que preguntárselo a unos conductores de autobús y finalmente llego, pero como me veis: harta, confundida y con una palmera saliéndome de la cabeza.


Consigo circunnavegar la odiosa Marina y consigo encontrar el caminito que tengo marcado en el mapa, pero luego resulta que el caminito no me gusta, así que ¡hala!, a la playa otra vez. Por lo menos si voy por la playa no me puedo perder ¿verdad?
.

Además es un día nublado y la playa de Vilamoura-Alfamar-Falésia con sus acantilados color fanta es preciosa…


… pero andar por ella es un horror, cómo cansa, cubro la mitad de lo que tendría que cubrir y no puedo más, estoy realmente exhausta y las piernas no me van más. En cuanto puedo subo a la carretera. Será más largo, pero no puedo más con esto. Paso por las entrañas del Hotel Alfamar intentando hacerme pasar por una huésped que sabe donde va y no lo consigo, me pierdo por recepción y me pierdo en la planta de las piscinas, subo en busca de la carretera y me cuesta encontrarla (pero ¿qué me pasa hoy?) pero la termino encontrando sí, y hala, sigo y sigo y sigo, ya con música para desconcentrarme de la pierna renqueante y los malos humos. Que llegaré a Albufeira, que llegaré…
.
Y paso por mi querido Olhos d’Agua, donde se supone no me puedo perder porque lo conozco, y eso me hace feliz, y siguiendo siguiendo siguiendo todo en línea recta finalmente se ve Albufeira en el horizonte…
.

pero nada ni nadie me ha podido preparar para lo que resulta ser Albufeira.


Albufeira es una pesadilla. Es una pesadilla topográfica, y es una pesadilla humana. Y tiene una combinación de turismo inglés de gama baja y acantilados vertiginosos que echa para atrás. Conocí Albufeira hace 20 años cuando era guía turística y echaba por la puerta del autobús a los grupos y aparecía brevemente en las recepciones de sus hoteles antes de dejarlos a su suerte y volver a mis otros problemas, y una vez estuve en un bar, pero nunca pasé tiempo aquí.
.

Un acantilado lleno de turistas se interpone entre mi destino y yo y encima mis piernas se niegan a andar ni cinco minutos más, el tramado urbano te manda automáticamente a tomar por culo por toda la parte de atrás del pueblo, aunque al menos hay una escalera automática (una ¿qué?) para bajar a la playa, ¿¿¿la playa??? ¿Otra vez? Noooooooo…. He tardado cuatro horas y media en llegar aquí y es el nunca acabar…
.

Y allá voy por la playa, como una náufraga, haciendo eses del cansancio y con los zapatos puestos, no tengo energía para quitármelos, vaya desastre, y luego hay que subir otra vez para llegar al hotel, pues mira, no sé ni cómo llegué… pero llegué. Paso por la puerta y soy el agotamiento en persona, la extenuación con patas, menos mal que hay un ascensor que me lleva al primer piso… y a una habitación comodísima donde paso el resto del día y de la noche, sólo saliendo brevemente para comer y brevemente para cenar porque no hay más remedio que moverme.
.

Y así me paso la tarde en el hotel Vila São Vicente observando los pájaros que viven en una interesante casa en ruinas que hay enfrente, en una calle tan tranquila que no parece Albufeira, y durmiendo la siesta, y pensando ‘mañana estaré bien’ y ‘Dios qué pesadilla es esta ciudad’. Las habitaciones del otro lado tienen vistas al mar y a la playa, pero la playa es lo último que yo quiero ver ahora.

Pues nada, aquí me quedo, de momento. Me queda un día de caminata por contar, el día siguiente, hasta Lagoa tenía que ir, la distancia más larga que he tenido que cubrir hasta ahora en esta travesía. ¿Lo conseguiré? Mañana más….
.
(Posts anteriores sobre la caminata aquí, aquí y aquí.)
.

Etiquetas: , ,




1 Comentarios



This page is powered by Blogger.