Antiarrugas atómico 
  corner   



¿Cuándo podré pintarme los ojos sin pintarme la nariz?


HOME

escríbeme aquí

Mi bloguiperfil

Travesía Superconjuntada: he cruzado el Algarve a pie y ahora voy por la costa hacia Lisboa:

1ª etapa (Abril 2010)Vila Real - Cacela - Tavira

2ª etapa (Abril 2010)Tavira - Moncarapacho - Olhao - Praia de Faro

3ª etapa (Mayo 2010)Praia de Faro - Quarteira - Albufeira - Lagoa
(3 posts)


4ª etapa (Junio 2010)Portimão – Praia da Rocha – Torralta - Alvor - Lagos
(3 posts)


5ª etapa (Ago 2010)Lagos - Luz - Salema - Cabo de São Vicente
(2 posts)


6ª etapa (Abril 2011)Budens - Carrapateira - Aljezur – Odeceixe
(3 posts)


7ª etapa (Mayo 2011)Odeceixe - Zambujeira - Almograve - V.N.Milfontes
(3 posts)


8ª etapa (Junio 2011)V.N.Milfontes - Porto Côvo
(1 post)


9ª etapa (Julio 2011)Porto Côvo – Sines – Santo André – P.Galé
(2 posts)


Categorías:

Albania

Arte

Aveiro

Bragas

Cervecitas

Cosas que ves

El Alentejo

El Algarve

Historias de Aeropuertos

Italia

La Casa del Porvenir

La Sevibici

Ligues

Lisboa

Los Remedios

Mis Escritos

Mis Viajes Solitarios

Moda

Pechugaaas

Pequeñas Reflexiones

Teatro

Tecnología

Tirana

Otrosblogs:


400 maniquíes ya!La Voz del Maniquí

Setentero-musical Cuenta Discos

Edu Un Cronopio Amnésico

M. Noches de Lluvia

Buenísimo Recuerdos a olvidar

Xtraterrestre con X La nada del todo

Fotos en Sevilla Anibal

Otros colores Violeta

Alamedero Nono

No se corta San Canalla

Bailando, sintiendo Retales de Lunares

¿Sólo 40? Cantando mis Cuarenta

En el aire DragonFlyrs

Interesante Salvador Navarro

De cómo pensamos Yo, trébol

Espía Jaio

Lobo gruñón
Grumpy Wolf

Follancias ¿Qué pasa follador?

Relatos reales Memoria

Volvió Lentejo

Mashuca
Cuasiblogh

Volvió al ruedo! PandragoQ


Em português

Nuestro blog
Centro Cultural Lusófono

Lisboa antiga Bic Laranja

Património em perigoLisboa S.O.S.

Pequeñas y grandes ruinas con su cieloRuin'arte

Fonte de inspiração!Portugal a pé

Coisinhas interessantesNosso mundo na net

Há muitissimos
Castelos de Portugal


In italiano

Mi amiga Daniela

Robba


Auf Deutsch

Odile


Anuncios antiguos

Filminas


Esperando a que resuciten

Minshu

Superpava

Milio


Páginas web

Traversa (Mi hermano cruzó África a pie y escribió un libro)

Centro Cultural Lusófono (Nuestra asociación de aficionados al mundo portugués)

La Fosa Bestiaria (Las Hermanas Lumière)

ABC del Kitsch (Jaio)

Mis posts pasados:

Febrero 2003
Marzo 2003
Abril 2003
Mayo 2003
Junio 2003
Julio 2003
Agosto 2003
Sept 2003
Oct 2003
Nov 2003
Dic 2003
Enero 2004
Febrero 2004
Marzo 2004
Abril 2004
Mayo 2004
Junio 2004
Julio 2004
Agosto 2004
Sept 2004
Oct 2004
Nov 2004
Dic 2004
Enero 2005
Febrero 2005
Marzo 2005
Abril 2005
Mayo 2005
Junio 2005
Julio 2005
Agosto 2005
Sept 2005
Oct 2005
Nov 2005
Dic 2005
Enero 2006
Febrero 2006
Marzo 2006
Abril 2006
Mayo 2006
Junio 2006
Julio 2006
Agosto 2006
Sept 2006
Oct 2006
Nov 2006
Dic 2006
Febrero 2007
Marzo 2007
Abril 2007
Sept 2007
Oct 2007
Nov 2007
Dic 2007
Mayo 2008
Junio 2008
Julio 2008
Agosto 2008
Sep 2008
Oct 2008
Nov 2008
Dic 2008
Enero 2009
Febrero 2009
Marzo 2009
Abril 2009
Mayo 2009
Junio 2009
Julio 2009
Agosto 2009
Sep 2009
Oct 2009
Nov 2009
Enero 2010
Febrero 2010
Marzo 2010
Abril 2010
Mayo 2010
Junio 2010
Julio 2010
Agosto 2010
Sep 2010
Oct 2010
Nov 2010
Enero 2011
Febrero 2011
Marzo 2011
Abril 2011
Mayo 2011
Junio 2011
 

lunes, 12 de julio de 2010

 
TRAVESÍA SUPERCONJUNTADA DEL ALGARVE, CUARTA PARTE (II).




¿Dónde estábamos? Torralta, Alvor, Algarve. Yo, a pie, cruzándolo todo.

El Dom João II. El hotel donde hace más de 20 años trabajé como una especie de gladiadora contra turistas cabreados. Me acerco al hotel por la playa… allí está… ¿cómo estará después de todo este tiempo? Sé que lo acaban de reformar… son las 10 de la mañana…. hay una terraza grande con vistas al mar, llena de gente, ¿qué hacen? Ah, están desayunando, entran, salen, cogen su bandeja con su desayuno y vienen a sentarse aquí fuera para tomárselo.

Y yo, como una flecha, entro por donde ellos salen. Me encuentro en el ¿restaurante? ¿Es esto el restaurante? ¿El sitio donde cenaba todas las noches abrumada de cansancio y mala leche y con el uniforme de la Thomson Holidays puesto? ¿El restaurante donde poco a poco me fui enamorando del camarero? Está totalmente irreconocible, lo único que puede tener algo que ver es la ventana, el resto es una maraña de platos y turistas y luz, diafanía y pintura blanca, pero yo lo conocí (oh Dios) así:

.





y ahora no está así, me siento desorientada pero a la vez emocionada y feliz, cruzo la sala de desayunos a gran velocidad y me hago esta foto.






Desemboco en la recepción, que tampoco tiene nada que ver con como yo la recordaba, es triste pero no queda nada de aquello, ni las moquetas, ni los sofás, ni los recepcionistas de aquel entonces, ni el camarero por supuesto (mejor así). Sólo quedan las vistas al mar (y las del aparcamiento) y las diez torres malignas en el horizonte, pues nada,

.


¡Adiós, torres malignas!
.





Quizás (por pura perversión nostálgica) pase una noche en alguna de ellas alguna vez, para saber qué se siente. Es curioso como los malos recuerdos te pueden hacer sentir tan feliz a veces. Una extraña historia de amor….

Pues nada, a la carretera otra vez, a Alvor, que en teoría es muy fácil porque me sé el camino, pues no, no es tan fácil, me pierdo estrepitosamente otra vez. Aún así consigo llegar, Alvor, hago la parada del Sumol y pienso, ¿me desvío y voy al hotel que tengo reservado (peaso de hotel, por cierto) y descanso y dejo la mitad de las cosas? Noooo… me echo un poco de gel para anestesiar la pierna y sigo… y sigo… y sigo….
.



es que no puedo parar. Me encanta caminar……..
.



….. y te encuentras con unas escenas y unas cosas y unas personas y unos ¿animales? que no puedes resistirte a hacerles una foto (el burro de cartón piedra tenía ruedas y la chica lo llevaba justo como un burro verdadero…)
.



Entre Montes de Alvor y el aeródromo me encuentro con el trecho más difícil que he tenido que recorrer de momento, en el sentido exprime-peatones, os quiero decir. Esto de la foto (hay que ir por la izquierda) duraba como unos tres kilómetros y era bien estresante, a pesar del paisaje tan bonito y mi felicidad personal: cada vez que venía un coche o te tirabas a las aguas fétidas del alcantarillado de al lado o te aplastabas contra el muro, según el tramo, y en un momento de cero visibilidad para el coche que venía una vez tuve que lanzarme a la desesperada al otro lado de la calle, menos mal que no venía ningún coche en ese momento…
.



Pero nada dura para siempre en este tipo de viaje y en seguida he podido colarme por la valla y entrar en la zona del Hotel Penina (el Penina Golf lo llamaban en mis tiempos), zona de ricos privilegiados, de chalets-palacio impresionantes con nombres irlandeses y campos de golf y donde no te atropella nunca ningún coche, eso es para los pobres...
.
Y allí, en ese momento, no sé ni hasta donde voy a llegar hoy. Todo depende de mis piernas.
¿Al Penina Golf?
Noooo… sigo.
¿Al pueblo de Figueira? Nooooo…. estoy a punto de pararme, pero sigo.
¿A Mexilhoeira Grande?
Síiiiiiiii, aquí,
.


en este pueblo lleno de extrañas formas de transporte,
.


y me paro en Mexilhoeira Grande para comer y buscar un autobús que me lleve a alguna parte desde donde pueda acercarme a mi hotel en Alvor, que he dejado lejísimos ya….
.





Pues nada. Almuerzo en este oscurísimo bar-restaurante, donde acribillo a preguntas a todo el mundo sobre dónde paran los autobuses y adónde van (aún teniendo todos los horarios en el bolsillo, jeje), pero al final la simpática camarera me indica un simpático representante de algo que ha venido al bar, ¡él me llevará a Alvor directamente!, ah, pues vale…

Y este señor, que resulta ser vendedor de chorizos y salchichas (y que no se cansa de enseñarme folletos de chorizos en vez de concentrarse en lo que debe estar haciendo, o sea conduciendo, porque venga a sacar folletos de morcillas y venga a sacar folletos de salchichones…), la suerte está de nuestro lado y no tenemos ningún accidente…. me lleva no muy directamente a Alvor, parando en un bar en las afueras de Portimão (creo) a tomar una cerveza (y de paso vender unos chorizos) (y contarme la historia de su vida) y finalmente a mi peaso hotel, yo rechazando invitaciones a cenar, desde luego no me sobran energías (ni ganas), sólo quiero descansaaar…...
.

.
…cosa que finalmente consigo hacer en el Luna Alvor Village, lujosísimos apartamentos que estaban de oferta, aunque ¿qué es esto?, al bajar a tomar el sol en la piscina me encuentro con las diez torres diabólicas de Torralta otra vez,
.


me persiguen por todo el Algarve…... vienen…....

¡Mañana más!
.
Posts más antiguos sobre la travesía aquí.
.
Y aquí.
.
Y aquí.
.
Y aquí.

Etiquetas: ,




2 Comentarios



This page is powered by Blogger.