Antiarrugas atómico 
  corner   



¿Cuándo podré pintarme los ojos sin pintarme la nariz?


HOME

escríbeme aquí

Mi bloguiperfil

Travesía Superconjuntada: he cruzado el Algarve a pie y ahora voy por la costa hacia Lisboa:

1ª etapa (Abril 2010)Vila Real - Cacela - Tavira

2ª etapa (Abril 2010)Tavira - Moncarapacho - Olhao - Praia de Faro

3ª etapa (Mayo 2010)Praia de Faro - Quarteira - Albufeira - Lagoa
(3 posts)


4ª etapa (Junio 2010)Portimão – Praia da Rocha – Torralta - Alvor - Lagos
(3 posts)


5ª etapa (Ago 2010)Lagos - Luz - Salema - Cabo de São Vicente
(2 posts)


6ª etapa (Abril 2011)Budens - Carrapateira - Aljezur – Odeceixe
(3 posts)


7ª etapa (Mayo 2011)Odeceixe - Zambujeira - Almograve - V.N.Milfontes
(3 posts)


8ª etapa (Junio 2011)V.N.Milfontes - Porto Côvo
(1 post)


9ª etapa (Julio 2011)Porto Côvo – Sines – Santo André – P.Galé
(2 posts)


Categorías:

Albania

Arte

Aveiro

Bragas

Cervecitas

Cosas que ves

El Alentejo

El Algarve

Historias de Aeropuertos

Italia

La Casa del Porvenir

La Sevibici

Ligues

Lisboa

Los Remedios

Mis Escritos

Mis Viajes Solitarios

Moda

Pechugaaas

Pequeñas Reflexiones

Teatro

Tecnología

Tirana

Otrosblogs:


400 maniquíes ya!La Voz del Maniquí

Setentero-musical Cuenta Discos

Edu Un Cronopio Amnésico

M. Noches de Lluvia

Buenísimo Recuerdos a olvidar

Xtraterrestre con X La nada del todo

Fotos en Sevilla Anibal

Otros colores Violeta

Alamedero Nono

No se corta San Canalla

Bailando, sintiendo Retales de Lunares

¿Sólo 40? Cantando mis Cuarenta

En el aire DragonFlyrs

Interesante Salvador Navarro

De cómo pensamos Yo, trébol

Espía Jaio

Lobo gruñón
Grumpy Wolf

Follancias ¿Qué pasa follador?

Relatos reales Memoria

Volvió Lentejo

Mashuca
Cuasiblogh

Volvió al ruedo! PandragoQ


Em português

Nuestro blog
Centro Cultural Lusófono

Lisboa antiga Bic Laranja

Património em perigoLisboa S.O.S.

Pequeñas y grandes ruinas con su cieloRuin'arte

Fonte de inspiração!Portugal a pé

Coisinhas interessantesNosso mundo na net

Há muitissimos
Castelos de Portugal


In italiano

Mi amiga Daniela

Robba


Auf Deutsch

Odile


Anuncios antiguos

Filminas


Esperando a que resuciten

Minshu

Superpava

Milio


Páginas web

Traversa (Mi hermano cruzó África a pie y escribió un libro)

Centro Cultural Lusófono (Nuestra asociación de aficionados al mundo portugués)

La Fosa Bestiaria (Las Hermanas Lumière)

ABC del Kitsch (Jaio)

Mis posts pasados:

Febrero 2003
Marzo 2003
Abril 2003
Mayo 2003
Junio 2003
Julio 2003
Agosto 2003
Sept 2003
Oct 2003
Nov 2003
Dic 2003
Enero 2004
Febrero 2004
Marzo 2004
Abril 2004
Mayo 2004
Junio 2004
Julio 2004
Agosto 2004
Sept 2004
Oct 2004
Nov 2004
Dic 2004
Enero 2005
Febrero 2005
Marzo 2005
Abril 2005
Mayo 2005
Junio 2005
Julio 2005
Agosto 2005
Sept 2005
Oct 2005
Nov 2005
Dic 2005
Enero 2006
Febrero 2006
Marzo 2006
Abril 2006
Mayo 2006
Junio 2006
Julio 2006
Agosto 2006
Sept 2006
Oct 2006
Nov 2006
Dic 2006
Febrero 2007
Marzo 2007
Abril 2007
Sept 2007
Oct 2007
Nov 2007
Dic 2007
Mayo 2008
Junio 2008
Julio 2008
Agosto 2008
Sep 2008
Oct 2008
Nov 2008
Dic 2008
Enero 2009
Febrero 2009
Marzo 2009
Abril 2009
Mayo 2009
Junio 2009
Julio 2009
Agosto 2009
Sep 2009
Oct 2009
Nov 2009
Enero 2010
Febrero 2010
Marzo 2010
Abril 2010
Mayo 2010
Junio 2010
Julio 2010
Agosto 2010
Sep 2010
Oct 2010
Nov 2010
Enero 2011
Febrero 2011
Marzo 2011
Abril 2011
Mayo 2011
Junio 2011
 

miércoles, 18 de agosto de 2010

 
TRAVESÍA SUPERCONJUNTADA DEL ALGARVE, QUINTA PARTE (I).



La aventura sigue. La habíamos dejado en Lagos… y en Lagos seguimos. Día de cielo azul y tranquilidad absoluta, y salgo a primera hora de la mañana, destino Praia da Luz, Burgau y Salema. Tres inofensivos tramos de 5 kilómetros cada uno. Con un poco de variedad para hacer que el día sea más interesante: el primer tramo es un caminito que va bordeando el acantilado, el segundo es una pequeña carretera y el tercero es mezcla de carretera, acantilado y playa. Qué sencillo parece sobre el papel…
.
Pues nada, a por ello… salgo llena de energía en dirección a los acantilados para coger el caminito que lleva a Praia da Luz. Me lo había imaginado como lo más sencillo del mundo, pero no había caído en una cosa: que para caminar por un acantilado, primero tienes que subir a un acantilado. Y en términos urbanos el acantilado es como un bloque de doce pisos (sin ascensor, claro). Pues nada, allá vamos. Primera prueba superada, y aquí estoy en lo alto del acantilado con mis 5 kilómetros de caminito por delante, qué bonito. Y cómo pega el sol, ya a las 9 de la mañana…



Pero el caminito es maravilloso, ¿verdad? Pues nada, a caminar, que para eso está el camino…



Uy, ¡qué pisadas más grandes! Creo que antes que yo ha pasado por aquí un dinosaurio.



Para que veáis que yo también hago la caminata y no sólo mi sombra, aquí estoy con la ciudad de Lagos (y sus hippies) al fondo.
.


Subiendo y bajando, lidiando con el calor porque no hay ni una pizca de sombra, avanzo y avanzo. Los únicos seres con los que me encuentro (quitando al dinosaurio, claro, y las moscas, que no cuentan) son un enorme conejo gris que se me cruza por delante, un tío bueno haciendo footing (para descansar con él a la sombra de algún árbol, pero es que no había ni sombra ni árboles así que nada, “bom dia” y ya está), y una pareja mayor en chándal.
.


Después de una hora, llego al final del caminito. Y me encuentro con una cuesta casi en vertical para bajar al pueblo, una especie de tobogán lleno de piedras. Miro y remiro, ¿no habrá otro sitio por donde bajar? Este camino lo descubrí en una guía turística, que manda a la gente a subir por aquí y seguir el bonito camino a Lagos… “a Lagos”, claro. No “desde Lagos”. O sea que la guía te manda a hacer este camino, pero siempre al revés, de Luz a Lagos. No de Lagos a Luz, y no intentando bajar por aquí. ¿Por qué siempre lo hago todo al revés? Con el vestidito que yo llevo es totalmente impracticable, pero nada, hago de culo corazón y bajo por la talud sobre el trasero, agarrándome a los arbustos. Y pensando una cosa: que el tío bueno haya subido por aquí, vale, pero ¿cómo diablos ha subido la pareja mayor?
.


Pues ea, lo he conseguido, e estou na Praia da Luz, con todos sus turistas y sus puestos de hamburguesas y helados y sombreros horteras para protegerte de este calor de muerte. Pero contra todas mis expectativas, Praia da Luz me gusta, me encanta, tiene justamente eso – luz – y mucha alegría y mucho color.



Me tomo un Sumol en un bar y sigo hacia Burgau.



Otros cinco kilómetros. Fácil y agradable. Y dentro de otra hora ya estoy en Burgau, por donde paso como un rayo.
.


El tercer tramo, de Burgau a Salema, desgraciadamente es otra cosa… Al principio bien, carretera y más carretera, y hay un fuerte abandonado la mar de bonito, aunque los acantilados son altísimos y no puedo tomar un atajo aquí bajando a la playa y luego subiendo por un camino, que era el Plan A que tenía, así que paso al Plan B (carretera y más carretera).



Y resulta que hay un pequeño problema con la carretera y más carretera, porque es como una montaña rusa, que no es lo más oportuno cuando llevas toda la mañana andando y ya estás cansada y hace un calor de justicia y te estás quedando sin agua, pero bueno, sólo veo una posibilidad: tó palante. He elegido el camino más largo porque por lo menos es seguro: hay otro posible camino más corto bajando a otra playa al pie de los acantilados y luego subiendo más directamente pero no me atrevo: ¿y si no puedo bajar? ¿y si luego no puedo subir? Ya tengo experiencia en estas cosas. Además escaneándolo todo desde arriba a vista de pájaro (sediento), no hay ningún sitio donde me puedan vender una botella de agua. Si fuera así, bajaría, pero tal y como está, no me atrevo. Carretera y más carretera. Será más largo pero al menos sé por dónde voy.



Aunque hay una cosa en mi campo de visión que no me gusta nada: esa cuesta que veis a la izquierda de la fotografía. La tengo que subir…
.


Pero bueno, acabo de bajar por la que veis a la izquierda de esta fotografía… es todo una montaña rusa… Con veinte grados de pendiente y treinta y algo de calor, subo la diabólica cuesta encorvada con la bolsa sobre la espalda y mirando fijamente una raya blanca en el suelo, entre chorreones de sudor. Si levanto los ojos para ver mis progresos me mareo así que tengo que dejar de hacerlo. No puedo descansar más de unos segundos seguidos porque no hay sombra y si me quedo parada me quedaría frita, o más bien cocida, cocinada, y no llegaría, así que sigo de esa forma tan penosa hasta finalmente llegar arriba del todo, donde me desplomo debajo del primer árbol que encuentro



y me da igual que los conductores me vean las bragas (y el papel que tengo en la nariz para no quemármela...). Me tomo el penúltimo trago de agua que me queda (no el último, porque psicológicamente sería muy malo quedarme sin agua), y ya en terreno llano – que es otra cosa totalmente – cubro el kilómetro y pico que me queda hasta el pueblo, donde lo primero que hago es meterme en un bar a beber lo que sea, y luego en mi hotel, justo en la playa…



Por la tarde descubro que es infinitamente preferible estar sentada en la playa de Salema rodeada de periódicos y botellas de agua que debajo del único árbol que hay en la carretera, sin agua y después de subir esa terrible cuesta.

Estoy ya a unos 25 kilómetros de mi destino final. Continuará…
.

Etiquetas: , ,




0 Comentarios



This page is powered by Blogger.