Antiarrugas atómico 
  corner   



¿Cuándo podré pintarme los ojos sin pintarme la nariz?


HOME

escríbeme aquí

Mi bloguiperfil

Travesía Superconjuntada: he cruzado el Algarve a pie y ahora voy por la costa hacia Lisboa:

1ª etapa (Abril 2010)Vila Real - Cacela - Tavira

2ª etapa (Abril 2010)Tavira - Moncarapacho - Olhao - Praia de Faro

3ª etapa (Mayo 2010)Praia de Faro - Quarteira - Albufeira - Lagoa
(3 posts)


4ª etapa (Junio 2010)Portimão – Praia da Rocha – Torralta - Alvor - Lagos
(3 posts)


5ª etapa (Ago 2010)Lagos - Luz - Salema - Cabo de São Vicente
(2 posts)


6ª etapa (Abril 2011)Budens - Carrapateira - Aljezur – Odeceixe
(3 posts)


7ª etapa (Mayo 2011)Odeceixe - Zambujeira - Almograve - V.N.Milfontes
(3 posts)


8ª etapa (Junio 2011)V.N.Milfontes - Porto Côvo
(1 post)


9ª etapa (Julio 2011)Porto Côvo – Sines – Santo André – P.Galé
(2 posts)


Categorías:

Albania

Arte

Aveiro

Bragas

Cervecitas

Cosas que ves

El Alentejo

El Algarve

Historias de Aeropuertos

Italia

La Casa del Porvenir

La Sevibici

Ligues

Lisboa

Los Remedios

Mis Escritos

Mis Viajes Solitarios

Moda

Pechugaaas

Pequeñas Reflexiones

Teatro

Tecnología

Tirana

Otrosblogs:


400 maniquíes ya!La Voz del Maniquí

Setentero-musical Cuenta Discos

Edu Un Cronopio Amnésico

M. Noches de Lluvia

Buenísimo Recuerdos a olvidar

Xtraterrestre con X La nada del todo

Fotos en Sevilla Anibal

Otros colores Violeta

Alamedero Nono

No se corta San Canalla

Bailando, sintiendo Retales de Lunares

¿Sólo 40? Cantando mis Cuarenta

En el aire DragonFlyrs

Interesante Salvador Navarro

De cómo pensamos Yo, trébol

Espía Jaio

Lobo gruñón
Grumpy Wolf

Follancias ¿Qué pasa follador?

Relatos reales Memoria

Volvió Lentejo

Mashuca
Cuasiblogh

Volvió al ruedo! PandragoQ


Em português

Nuestro blog
Centro Cultural Lusófono

Lisboa antiga Bic Laranja

Património em perigoLisboa S.O.S.

Pequeñas y grandes ruinas con su cieloRuin'arte

Fonte de inspiração!Portugal a pé

Coisinhas interessantesNosso mundo na net

Há muitissimos
Castelos de Portugal


In italiano

Mi amiga Daniela

Robba


Auf Deutsch

Odile


Anuncios antiguos

Filminas


Esperando a que resuciten

Minshu

Superpava

Milio


Páginas web

Traversa (Mi hermano cruzó África a pie y escribió un libro)

Centro Cultural Lusófono (Nuestra asociación de aficionados al mundo portugués)

La Fosa Bestiaria (Las Hermanas Lumière)

ABC del Kitsch (Jaio)

Mis posts pasados:

Febrero 2003
Marzo 2003
Abril 2003
Mayo 2003
Junio 2003
Julio 2003
Agosto 2003
Sept 2003
Oct 2003
Nov 2003
Dic 2003
Enero 2004
Febrero 2004
Marzo 2004
Abril 2004
Mayo 2004
Junio 2004
Julio 2004
Agosto 2004
Sept 2004
Oct 2004
Nov 2004
Dic 2004
Enero 2005
Febrero 2005
Marzo 2005
Abril 2005
Mayo 2005
Junio 2005
Julio 2005
Agosto 2005
Sept 2005
Oct 2005
Nov 2005
Dic 2005
Enero 2006
Febrero 2006
Marzo 2006
Abril 2006
Mayo 2006
Junio 2006
Julio 2006
Agosto 2006
Sept 2006
Oct 2006
Nov 2006
Dic 2006
Febrero 2007
Marzo 2007
Abril 2007
Sept 2007
Oct 2007
Nov 2007
Dic 2007
Mayo 2008
Junio 2008
Julio 2008
Agosto 2008
Sep 2008
Oct 2008
Nov 2008
Dic 2008
Enero 2009
Febrero 2009
Marzo 2009
Abril 2009
Mayo 2009
Junio 2009
Julio 2009
Agosto 2009
Sep 2009
Oct 2009
Nov 2009
Enero 2010
Febrero 2010
Marzo 2010
Abril 2010
Mayo 2010
Junio 2010
Julio 2010
Agosto 2010
Sep 2010
Oct 2010
Nov 2010
Enero 2011
Febrero 2011
Marzo 2011
Abril 2011
Mayo 2011
Junio 2011
 

lunes, 5 de mayo de 2008

 
El piso, en el barrio lisboeta de Campo de Ourique, era estupendo, sólo tenía dos pequeños problemas: 1. que era un cuarto sin ascensor, y 2. que pasaba un avión por encima casi rozando el tejado cada 5 minutos. Vaya, se me olvidó traer el decibelímetro, ¿tú has traído el tuyo? No, pero tengo tapones, yo también! Pues no hay problema (no, ni a las 4:20 de la mañana, que es cuando empieza la actividad en el cielo). El lado bueno: las vistas maravillosas sobre el centro de la ciudad que tienen los habitantes del avión (que no los de la casa). Ya me sumo a la campaña por llevarse el aeropuerto de Lisboa a otra parte, ¿dónde tengo que firmar?



Lisboa: compras en la tienda retro de la Baixa, es genial (y tiene bar), almuerzo na Cervejaria Trindade, acoso a los turistas delante del Café A Brasileira (porque estamos preparando una exposición sobre toda la gente que se hace la foto con la estatua de Pessoa, queríamos material, y lo conseguimos), haciendo fotos por todas partes, paufotos (definitivamente, he vuelto a la fotografía, es una de las cosas que han ocurrido mientras estaba en el bucle del tiempo).

He conocido Campo de Ourique La Nuit, en más de una ocasión (el barrio es simpático, pero el Cemitério dos Prazeres tiene más vida nocturna).



El tercer día, visita morbo-fotográfica a dicho Cementerio, he pasado un rato muy bueno fotografiando ataúdes. Me gustan especialmente los que se están abriendo, los más descuidados, los que están a la intemperie, los poquísimos que tienen fotos (otros cementerios portugueses están llenos de fotografías de gente, son muy visuales, te sientes un poco en contacto)... Fotografiar en cementerios portugueses se está convirtiendo en una afición, y estoy empezando a juntar una buena colección. Si no te gusta lo tétrico no te gustará, pero a mí son sitios que no me dan tristeza. Eso sí, cada vez que visito uno me pierdo y no encuentro la salida, y eso te puede llegar a agobiar.



De vuelta en el apartamento, abres el grifo de la ducha y ves como el agua gradualmente inunda el suelo, compartes ducha con un espejo de cuerpo entero en un espacio angosto entre paredes negras (o eran marrones), una ventana que se abre sola cuando menos te lo esperas, dándole un gran porrazo a la estructura de la ducha (y a ti, si estás dentro) pero que tú no puedes abrir al menos que entres dentro de la ducha y te pones de puntillas (y eso sólo personas altas), siempre hay algo que se cae al suelo, el alto diseño (que no funciona) de hoy es el hortera de mañana. Aunque tengo que decir que el apartamento era bonito y cómodo, y en un barrio estupendo.

El cuarto día lo pasé entre el salón y la cama, por pachucha, por más que pachucha. Lo mejor: poder estar con una mantita en el sofá viendo Cuéntame Como Pasó en su versión portuguesa en la tele (Conta-me como foi), con gritos infantiles de "¡Mira Don Pablo! ¡Mira el Carlitos portugués! ¡Cómo se parece Inés! ¡Y Eugenio, es igual que él, se ha estudiado todos los gestos!" (dicho con los rugidos de los aviones de fondo, claro).

Una de mis principales metas con este viaje: no tener nada programado. No tener agenda. Sólo hacer lo que me daba la gana. Y eso lo he conseguido: he hecho poquísimo. Mi compañera de viaje Chari ha sido más activa que yo en todos los sentidos, quedando con las figuras del fado, saliendo de noche, haciendo networking... ella no ha perdido el tiempo. (Yo tampoco, que conste).

Etiquetas:




4 Comentarios



This page is powered by Blogger.