Antiarrugas atómico 
  corner   



¿Cuándo podré pintarme los ojos sin pintarme la nariz?


HOME

escríbeme aquí

Mi bloguiperfil

Travesía Superconjuntada: he cruzado el Algarve a pie y ahora voy por la costa hacia Lisboa:

1ª etapa (Abril 2010)Vila Real - Cacela - Tavira

2ª etapa (Abril 2010)Tavira - Moncarapacho - Olhao - Praia de Faro

3ª etapa (Mayo 2010)Praia de Faro - Quarteira - Albufeira - Lagoa
(3 posts)


4ª etapa (Junio 2010)Portimão – Praia da Rocha – Torralta - Alvor - Lagos
(3 posts)


5ª etapa (Ago 2010)Lagos - Luz - Salema - Cabo de São Vicente
(2 posts)


6ª etapa (Abril 2011)Budens - Carrapateira - Aljezur – Odeceixe
(3 posts)


7ª etapa (Mayo 2011)Odeceixe - Zambujeira - Almograve - V.N.Milfontes
(3 posts)


8ª etapa (Junio 2011)V.N.Milfontes - Porto Côvo
(1 post)


9ª etapa (Julio 2011)Porto Côvo – Sines – Santo André – P.Galé
(2 posts)


Categorías:

Albania

Arte

Aveiro

Bragas

Cervecitas

Cosas que ves

El Alentejo

El Algarve

Historias de Aeropuertos

Italia

La Casa del Porvenir

La Sevibici

Ligues

Lisboa

Los Remedios

Mis Escritos

Mis Viajes Solitarios

Moda

Pechugaaas

Pequeñas Reflexiones

Teatro

Tecnología

Tirana

Otrosblogs:


400 maniquíes ya!La Voz del Maniquí

Setentero-musical Cuenta Discos

Edu Un Cronopio Amnésico

M. Noches de Lluvia

Buenísimo Recuerdos a olvidar

Xtraterrestre con X La nada del todo

Fotos en Sevilla Anibal

Otros colores Violeta

Alamedero Nono

No se corta San Canalla

Bailando, sintiendo Retales de Lunares

¿Sólo 40? Cantando mis Cuarenta

En el aire DragonFlyrs

Interesante Salvador Navarro

De cómo pensamos Yo, trébol

Espía Jaio

Lobo gruñón
Grumpy Wolf

Follancias ¿Qué pasa follador?

Relatos reales Memoria

Volvió Lentejo

Mashuca
Cuasiblogh

Volvió al ruedo! PandragoQ


Em português

Nuestro blog
Centro Cultural Lusófono

Lisboa antiga Bic Laranja

Património em perigoLisboa S.O.S.

Pequeñas y grandes ruinas con su cieloRuin'arte

Fonte de inspiração!Portugal a pé

Coisinhas interessantesNosso mundo na net

Há muitissimos
Castelos de Portugal


In italiano

Mi amiga Daniela

Robba


Auf Deutsch

Odile


Anuncios antiguos

Filminas


Esperando a que resuciten

Minshu

Superpava

Milio


Páginas web

Traversa (Mi hermano cruzó África a pie y escribió un libro)

Centro Cultural Lusófono (Nuestra asociación de aficionados al mundo portugués)

La Fosa Bestiaria (Las Hermanas Lumière)

ABC del Kitsch (Jaio)

Mis posts pasados:

Febrero 2003
Marzo 2003
Abril 2003
Mayo 2003
Junio 2003
Julio 2003
Agosto 2003
Sept 2003
Oct 2003
Nov 2003
Dic 2003
Enero 2004
Febrero 2004
Marzo 2004
Abril 2004
Mayo 2004
Junio 2004
Julio 2004
Agosto 2004
Sept 2004
Oct 2004
Nov 2004
Dic 2004
Enero 2005
Febrero 2005
Marzo 2005
Abril 2005
Mayo 2005
Junio 2005
Julio 2005
Agosto 2005
Sept 2005
Oct 2005
Nov 2005
Dic 2005
Enero 2006
Febrero 2006
Marzo 2006
Abril 2006
Mayo 2006
Junio 2006
Julio 2006
Agosto 2006
Sept 2006
Oct 2006
Nov 2006
Dic 2006
Febrero 2007
Marzo 2007
Abril 2007
Sept 2007
Oct 2007
Nov 2007
Dic 2007
Mayo 2008
Junio 2008
Julio 2008
Agosto 2008
Sep 2008
Oct 2008
Nov 2008
Dic 2008
Enero 2009
Febrero 2009
Marzo 2009
Abril 2009
Mayo 2009
Junio 2009
Julio 2009
Agosto 2009
Sep 2009
Oct 2009
Nov 2009
Enero 2010
Febrero 2010
Marzo 2010
Abril 2010
Mayo 2010
Junio 2010
Julio 2010
Agosto 2010
Sep 2010
Oct 2010
Nov 2010
Enero 2011
Febrero 2011
Marzo 2011
Abril 2011
Mayo 2011
Junio 2011
 

viernes, 26 de septiembre de 2003

 
Viernes 26 Septiembre 20003

¿Dónde estaba yo?

Ah, sí, aterida de frío en la estación de Lyon, o algo así.

Pues llegué a Toulon y aquí hay una parte un poco confusa, o más bien yo estoy un poco confundida leyéndola, porque no comprendo bien porqué me comportaba de esa manera, que por qué yo tenía que ser tan jodidamente independiente todo el tiempo. Al llegar a Toulon lo lógico hubiera sido arrojarme a los brazos protectores de Philippe, ¿no os parece? y decirle, cariño, he cruzado dos grandes países de cabo a rabo en autoestop para verte, ¿no es maravilloso? pero qué va, primero me pasé un día, o una noche, o no sé qué historia en el Foyer de la Jeunesse viendo a mis antiguas amigas e incluso fui a la universidad a ver a no sé quienes, vete a saber porqué, sólo pongo que me llevó un tío en su coche y que me decía todo el tiempo que estaría encantado de tomar un "pot" conmigo ... bueno, yo creo que en el fondo hice lo del Foyer de la Jeunesse porque quería pegarme una ducha y lavarme el pelo antes de que nos viéramos, creo que con la pinta que tendría yo después de dos días de carretera sin dormir, mis motivos eran más bien terrenales y humanos (y tendría ganas de cagar, je). Pero así fue y después tuvimos una hermosa reunión y fuimos muy felices esa semana.

Nos fuimos a la casa donde vivía con su madre, su tía y su hermana, una casa enorme en un pueblito, con muchas habitaciones y recovecos, muy antigua, de "antes de la revolución". Allí me pasé la semana, sintiéndome como digo en mi diario "como una más de la familia, aunque no sabía si llamarles "tu" o "vous", y ostias, toda la comida que me dieron ...." (se ve que pasaba hambre, joé, las penurias de esa época también es algo que llama la atención).

Pero había un pequeño problema.

El frío.

Jooooéééée, yo no sé qué pasó ese año pero era como el récord mundial de la congelación en vida, "vraiment bizarre" como decían ellos, y lo primero que pasó era que se jodió toda la calefacción y el agua caliente en esa casa tan antigua y .. bueno, pa calefacción estaba Philippe, lo sé, pero .... Philippe estaba muerto de frío también. "Qué bonito", escribí, "anoche durmimos con toda la ropa puesta, los abrigos también"... y en un momento confieso a mi diario mi gran preocupación por si estoy "cegada por la aparición más sexualmente atractiva que te podrías imaginar .. es que eso en una relación estorba". No fuera a ser yo una depravada, o algo así .... cosas de la edad. Ahora no me importa. Bueno, no había peligro de dejarme cegar por el sexo, con esas temperaturas creo que muy pocas veces progresamos más allá de más pura amistad, joé, es que con los abrigos abotonaos hasta arriba .... Philippe era un tío definitivamente buenorro pero ... no, no era lo único en nuestra relación.

Llegó el día de marcharme y me marché, seguía tan jodidamente independiente como siempre, ni le echaba de menos. Todo me parecía muy bien, un hermosísimo recuerdo, una relación imposible por la distancia, y yo después de todo no quería novio, yo lo que más quería en mi vida era la libertad.

No tengo recuerdos del viaje en tren de Marsella a Paris (aunque sé que no he conseguido pegar ojo en un tren litera en mi vida, así que supongo que no dormí nada) pero en París ya saqué el dedo de nuevo, muy temprano por la mañana, antes de que saliera el sol. Y pa'l norte, cada vez más para el norte iba yo, al principio avanzaba bien, tenía grandes esperanzas de coger un ferry a las 12 o algo, pero luego ...



... estaba así, como en la foto, pero luego la nieve empezó a invadirlo todo, veía la nieve apilarse en montones cada vez más grandes a los dos lados de la carretera. Y el viento, sí, porque yo miraba la nieve y la nieve no caía de arriba abajo, sino de izquierda a derecha, y los coches me llevaban distancias cada vez más cortas, y luego todos iban al pueblo más próximo, y luego miro y no hay ni un solo coche en la carretera, solo nieve cayendo en horizontal y montonazos de muerte blanca por todos lados, y semi-oscuridad y silencio, sí, eso quizás era lo peor, ese silencio en plena carretera. Y yo andando en medio de la nada y pensando, llegaré bien, no voy a coger un tren, llegaré en el coche de alguien ... alguien ... optimista hasta los tuétanos, pero luego me di cuenta de mi otro problema, que era justamente mis tuétanos, que se estaban congelando.

Ya me habían hablado de lo que pasa cuando alguien la palma de frío, y me hacía gracia porque ese alguien era yo, y a veces tenía un dolor en las manos y en los pies, pero a la vez era como si todo me diera igual, y lo que realmente me apetecía era tumbarme, sí, tumbarme en la nieve a dormir, tenía un sueño delicioso, una flojera en todo el cuerpo, podría haberme quedado allí, en el barranco, a dormiiiiir..... pero bueno, llegó un coche. Y me subí y me vino un dolor insoportable en las manos, y no sabía qué hacer, no podía gritar porque me daba cosa por el pobre tío del coche, imagínate que se sube una autoestopista a tu coche y de repente empieza a chillar como un cerdo degollado. Vale, no gritaré, pensaba, pero es que tenía la cara completamente descompuesta y al final metí la cabeza entera dentro de la bolsa que llevaba para poder descuajaringarla como a mí me apetecía ... madre mía. Me dejó en un pueblo y ya le decía, ¿no hay estación de trenes por aquí?, ya había dicho adiós a mi autosuficiencia y a mi autoestop, ya sólo quería coger un tren o lo que fuera ... pero en ese pueblo no había estación, y a ver si iba alguien a Amiens, sí, Amiens era donde yo tenía que ir, me acabo de acordar.

Pues allí me dejó, a la salida del pueblo, a ver si alguien iba a Amiens. Y tendría yo una pinta tan lastimosa que una mujer que venía en su coche me vió y me dijo, pero hija, vente conmigo, y me llevó a su casa, y me dijo, yo te buscaré a alguien que te lleve a Amiens, y efectivamente me buscó a alguien. Sí, me llevó a su casa, me dió de beber, de comer, toalla seca, calor, y me hizo una foto con su hija pequeña. Y unas horas después el maestro del colegio me llevó a Amiens en su coche y de allí cogí el tren a Calais, a Dunkerque, o a Dieppe, eso no lo recuerdo, y tuve mucha suerte y cogí el barco porque todos los barcos iban tan superretrasados como yo y luego no lo sé, no me acuerdo.

Y llegué finalmente a mi casa, sí, la aventurera llegó a su casa, increible pero cierto, y todo el viaje creo que lo hice para ponerme a prueba y para ver si podía. Y claro que podía. Y no sé si esa semana toqué techo o fondo en mi vida, o qué es lo que hice exactamente, pero sé que conseguí lo que quería. Y lo tengo todavía, está aquí, míralo, es el recuerdo. Aquí está.



0 Comentarios



This page is powered by Blogger.